Un Cambio Mental Equivale a un Cambio Personal

¿Qué pasa con la mayoría de personas que quieren cambiar y no pueden, leen libros, asisten a seminarios, van a terapia Psicológica pero no logran realmente cambiar? Esto es más normal de lo que te puedes imaginar y este artículo te ayudará a entender la razón.

Tal vez uno de los más grandes deseos del ser humano es hacer cambios intencionales en sí mismo que le permitan no solo liberarse de cargas emocionales poco útiles en su vida, sino también encontrar en el cambio una herramienta para lograr sus más grandes metas.

Es común encontrar personas que dicen que no pueden cambiar, que lo han intentado muchas veces y ha sido en vano, pero, ¿realmente se puede cambiar? La buena noticia es que la respuesta es SI, toda aquella persona que desee cambiar un comportamiento, liberarse de una emoción, evitar cierto tipo de reacciones o simplemente aprender a orientar su mente hacia el éxito, lo puede lograr sin duda alguna, es algo que la Psicología, la Neurociencia y la Programación Neurolingüística pueden afirmar, al encontrar que es cuestión de reprogramar los patrones mentales de la persona que lo han llevado a una conducta determinada, o a permanecer emocionalmente inestable, lo cual se logra por medio de técnicas que generan cambios a nivel inconsciente y así mismo a nivel consciente, generando nuevas formas de pensar y alternativas de comportamiento que permiten moverse de una forma más efectiva en el mundo a través de una renovada actitud.

La neurociencia nos dice que podemos cambiar la mentalidad al crear nuevas conexiones neuronales en el cerebro y fortalecerlas con nuestro pensamiento, por tal motivo, el verdadero cambio personal tiene su base fundamental en el cerebro y en su maravillosa creación que es la mente, en medio de uniones entre las neuronas y sustancias químicas que producimos al pensar y al comportarnos de determinada manera.

Para facilitar un poco la comprensión de este tema tan importante para ti, te diré que la razón de las conductas y sentimientos del ser humano están relacionadas con lo “adictos” que nos volvamos a dichas emociones, es decir, cada vez que pensamos fabricamos sustancias químicas que recorren nuestro cerebro a través de las neuronas, y llegan a todo el organismo manifestándose por medio de emociones. Por tal motivo, el cambio personal está directamente relacionado con la manera como pensamos y es allí donde está el verdadero secreto del cambio, ya que hay una asociación directa entre nuestros pensamientos y nuestras emociones, es decir, las segundas son producto de los primeros, así que si en algún momento tienes un pensamiento de tristeza solo un instante después te sentirás triste, como dice el Dr. Joe Dispenza; “el problema está en que en el momento en que te sientes de la manera que estás pensando empezaras a pensar de la manera en que te estás sintiendo, produciendo más sustancias químicas en el cerebro que nos reafirmaran dicha emoción sin que podamos eliminarla ya que se convirtió en acto repetitivo inconsciente”.

Es de esta manera como la persona termina diciendo que no puede cambiar, ya que sus emociones se convierten en un ciclo continuo que llevan a que se produzcan determinadas conexiones neuronales que inundan el cerebro y el organismo de sustancias químicas que finalmente llevan a la persona a decir que ella es así y que no puede cambiar, sin darse cuenta que lo que pasa es que se volvió “adict@” a sus propias emociones, es decir, a sus propias sustancias químicas cerebrales y conexiones neuronales, que en definitiva si han determinado su personalidad ya que su organismo se ha acostumbrado al nivel de dichas sustancias químicas reaccionando siempre de la misma manera.

La mejor y más básica forma de generar cambios en nuestras emociones radica en ser conscientes de lo que pensamos continuamente, el ser humano tiene aproximadamente 60.000 pensamientos al día, de los cuales no es consciente de la inmensa mayoría, estos pensamientos están generándole emociones de las que no se da cuenta que provienen del tipo de pensamientos que está manteniendo en su mente.

Un Ejercicio de Cambio
Un ejercicio sencillo para empezar a interrumpir el ciclo negativo de nuestras emociones radica en identificar cada sentimiento o emoción que tengas en determinado momento e inmediatamente observar cuales son los pensamientos que hay en tu mente en ese momento, si te das cuenta que son negativos interrúmpelos inmediatamente y cambialos por pensamientos positivos que permitan generar una emoción diferente. Con la práctica empezaras a notar verdaderos cambios. Me encantaría que dejaras un comentario debajo de este artículo acerca de los cambios que observes durante tu práctica.

Mi intención con este blog es escribir estos temas tan complejos en un lenguaje sencillo que cualquiera pueda entender, por tal motivo iremos por partes con el fin de ir entendiendo poco a poco que puedes realizar cambios significativos en tu vida, partiendo de hacer cambios en ti que se traduzcan en el logro de tus metas más anheladas.

Debes estar pendiente de próximos artículos donde profundizare sobre este tema y hablare acerca de cómo manejar la adicción a nuestras emociones y lograr cambios profundos. También encontraras otros ejercicios que te ayudarán a producir cambios significativos en los diferentes aspectos de tu vida.

 

Un Saludo Cordial,

Andrés Rada Restrepo
Psicólogo – Neuropsicólogo
Máster en Programación Neurolingüística

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *